martes

Frutas brasileñas - primera parte


Las frutas típicas de Brasil son conocidas por su sabor exótico y por las innumerables posibilidades de utilización que permiten. Sirven como ingredientes para cocinar variados platos, prerarar ensaladas, zumos, postres y coqueteles muy sabrosos.
Con la llegada del concepto de alimentación saludable, la mayoría de las gastronomías han incluido en su dieta básica frutas. ¡Suerte nuestra! Ya que somos el tercer productor de frutas del planeta.
En Brasil hay 312 especies autóctonas que hacen parte de ese delicioso abanico de colores, olores y sabores que representan tan bien el país. Ellas alegran nuestras mesas, adornan jardines, plazas y patios. Atraen desde pequeños animales, pájaros y niños, hasta los adultos que son incapaces de resistirse al placer de una fruta madurita y atractiva cogida directamente del árbol.
Como son muchas vamos poquito a poco...
Jabuticaba
La Jabuticabeira
Pequeña, redonda, negra y brillante. Es llamada por los indígenas tupi de “iapoti’kaba”, que quiere decir “fruta en capullo”. Su cáscara es resistente y hay que hincarle los dientes con gusto. La recompensa viene en forma de un sonido único, un “ploc”, que llena la boca con una deliciosa pulpa jugosa, blanca y de sabor agridulce.
Las frutas nacen directamente de  los ramos y troncos del árbol y de manera tan espesa y apiñada que casi no se ve el tronco.
Se consume directamente como fruta fresca, pero también se preparan refrescos, mermeladas, licores, vinagres caseros y otros. Además, la cáscara del tallo y del fruto es una eficaz medicina para la diarrea.

Pitanga
Pitangas
Pequeña, redondita y con ocho costillas bien visibles. Se parece a una calabacita de color rojo brillante. La cáscara es delgada y ligeramente ácida, protegiendo una pulpa roja, muy jugosa y dulce. Es la alegría de niños y pájaros. Su nombre viene del idioma tupi-guarany, “pï'tana”, que significa rojo.
La fruta se come fresca, entera o partida,  rociada con algo de azúcar para mitigar su sabor a resina. Pueden prepararse conservas, jaleas, mermeladas o jugos. Es rica en vitamina A, fósforo, calcio y hierro.

Maracujá
El nombre Maracujá, introducido a las lenguas europeas a través del portugués, es una corrupción del idioma guaraní “mburucuyá”: fruto que se sirve. Muy perfumado, jugoso y con sabores que van del muy dulce al agrio, también es conocido como “la fruta de la pasión”.
Maracujá - fruto & flor
Delicia es cortar la fruta al medio y tomarla con una cucharita directamente en la cáscara o plantarla en el jardín y disfrutar de sus flores exuberantes y muy perfumadas que atraen, además de miradas,  insectos y pájaros.
Las hojas y frutas también son ampliamente utilizadas por la farmacopea brasileña por sus propiedades calmantes. El Maracujá también es largamente utilizado en la producción de vinos, licores y coqueteles, además de mermeladas, helados y zumos.

Goiaba
Las hay dulces, semiácidas y ácidas; generalmente son de forma redondeada, no muy grande. Cuando están maduras exhalan un profundo aroma que las hace muy sugestivas y tentadoras.
Goiaba
Las guayabas son consumidas principalmente al natural, pero también son utilizadas en dulces, conservas, zumos, helados, salsas dulces o saladas.
Nacida probablemente en las casas señoriales de los ingenios azucareros del nordeste brasileño, donde  se dio el formidable encuentro de la fruta con el azúcar. Los dulces hechos con la guayaba se convirtieron en el símbolo del arte de la repostería. El dulce, acompañado de queso blanco o requesón, es el postre brasileño por excelencia.  

Cajú
El cajú y sus colores
Su nombre también tiene orígenes indígenas. “Acaiu” en el idioma tupi-guarani significa “nuez que se produce”. El cajú tiene excelentes propiedades medicinales y nutricionales. El fruto consta de dos partes: el pseudofruto y la nuez, el anacardo. El pseodofruto  es de sabor y olor intensos. Jugoso, agridulce  es muy utilizado en la fabricación de mermeladas, conservas dulces, jaleas, gelatinas, merey pasado, merey seco, vino, vinagre, jugos, etc.
La nuez -  o anacardo -  tiene una gran demanda a nivel mundial por sus propiedades nutricionales, además es utilizada en la repostería y muy recomendada en la dieta alimentaria.
El cajú está presente en la literatura, en los dichos populares, en la habla, en los juegos infantiles, costumbres y creencias populares y, por supuesto, en la culinaria brasileña, sobretodo en el nordeste del país.
Curiosidad - Video del mayor árbol frutífero del planeta. Un Cajueiro en la ciudad de Parnamirim - Rio Grande do Norte. Cubre una área de 8500 m² y produce anualmente entre 70 a 80 mil cajús. Vea el video ;-D


0 Aqui tus comentários son bienvenidos ;-D:

Publicar un comentario en la entrada